Elige la calefacción del futuro.

Los sistemas de calefacción Rointe nacen para dar respuesta a la creciente demanda de productos eficientes y respetuosos con el medio ambiente, también en el ámbito de la calefacción. La combinación de la electricidad como combustible y los materiales de la más alta calidad como elementos de disipación, permiten generar  calor confortable y saludable para el confort de las personas.

Reproducir vídeo

ELECTRICIDAD

El futuro es eléctrico.

Desde el inicio de los tiempos, el ser humano ha sentido la necesidad de construir y desarrollar nuevos objetos que faciliten su trabajo y mejoren su calidad de vida. Para ello ha contado con los conocimientos propios de su época y con los materiales que le rodeaban para construir herramientas y máquinas que han ido evolucionando en el tiempo.

 

Esta evolución tecnológica ha ido de la mano del descubrimiento de nuevas fuentes de energía -como es el caso de la energía eléctrica-, más limpias, fiables y económicas que han permitido introducir mejoras en los productos ya existentes, mejorando su funcionamiento haciéndolos más eficientes y ecológicos.

 

Éste, es el caso de la calefacción.

El descubrimiento de la electricidad y su uso para la calefacción es el último paso en nuestra evolución hacia un futuro más confortable y ecológico.

Actualmente, esta fuente de energía se está implementando con éxito en otros sectores, como el transporte, la luz y el hogar.

 

Somos conscientes, ahora más que nunca, de que las fuentes de combustibles tradicionales están casi agotadas y su uso daña nuestro medio natural. Por ello, el uso de la energía eléctrica, más limpia y eficiente, es primordial para la conservación del mundo tal y como lo conocemos. Como empresa, nuestro objetivo es crear confort de una forma segura y respetuosa con nuestro planeta.

En Rointe, desarrollamos sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria 100% eléctricas y energéticamente eficientes. Nos comprometemos a proporcionar las soluciones de calefacción eléctrica más innovadoras y sostenibles del mercado, ofreciendo a nuestros clientes la calefacción del futuro, hoy.

PARÁMETROS DE CONFORT

El verdadero confort térmico.

La satisfacción con el entorno térmico es vital para el ser humano, ya que influye directamente en el trabajo, el bienestar y la salud de las personas. 

 

Mediante el estudio de los llamados “Parámetros de confort”, se ha llegado a la conclusión de que la mayoría de las personas se sienten cómodas en un rango de temperaturas situado entre los 20 y los 22 °C, pudiendo variar a su vez entre individuos, dependiendo de factores como el nivel de actividad, la vestimenta y la humedad relativa del ambiente.

Basándonos en estas cifras, en Rointe nos esforzamos por garantizar el mantenimiento de estos valores teniendo en cuenta otros parámetros que incrementan el confort, como garantizar que el calor se suministre sin corrientes de aire, una temperatura estable con cero fluctuaciones térmicas y que la humedad del aire se mantenga en un nivel saludable. Teniendo en cuenta todos estos aspectos, diseñamos nuestras soluciones de calefacción eléctrica para mantener el confort y el bienestar que nuestros clientes desean, ofreciendo a su vez la máxima eficiencia energética.

DISIPACIÓN DEL CALOR

La clave para el máximo confort.

El calor es la transferencia de energía cinética de un medio u objeto a otro, o de una fuente de energía a un medio u objeto. Dicha transferencia de energía puede ocurrir de tres maneras: conducción, convección y radiación.

Conducción


Consiste en la transferencia de energía térmica entre dos cuerpos a través del contacto directo de sus partículas, de manera que ambos cuerpos tienden a igualar sus temperaturas.

Radiación


Se denomina radiación térmica o radiación calorífica a la energía calorífica emitida al ambiente por un cuerpo debido a su temperatura.

Convección


La convección se produce a través de un fluido (aire, agua,...) que transporta el calor entre zonas con diferentes temperaturas, ya sea por circulación natural o forzada (ventiladores, bombas, etc).

Estabilidad de la temperatura ambiente

Debido al uso de la transferencia de calor mediante la convección natural, nuestros radiadores introducen aire a través de las aperturas de la parte inferior del radiador y elevan su temperatura al pasar por el interior de cada elemento. Esto, permite que la temperatura de la estanciase estabilice y mantenga constante con una variación de tan sólo ± 0,07 ºC.

ALUMINIO

La importancia de elegir el radiador del material adecuado.

El coeficiente de conductividad térmica es una característica que mide la capacidad de conducir el calor de cada material.

Como podemos ver en la siguiente tabla, cada material tiene una conductividad térmica diferente. Por ejemplo al aire tiene una conductividad térmica muy baja, y es el aluminio el que material que posee una mejor relación entre conductividad y coste.