Los radiadores eléctricos de bajo consumo Rointe están pensados para todo tipo de entornos y para cubrir cualquier necesidad por específica que sea. Nos aseguramos que tu radiador cumplirá con tus expectativas.

Elige tu gama de radiadores de bajo consumo Rointe ideal.
GAMA PREMIUM
GAMA TOP
GAMA BASIC

Más de 30 años de experiencia nos avalan.

ROINTE lleva fabricando radiadores eléctricos de bajo consumo desde 1985, lo que nos da cierta experiencia a la hora de innovar. Usamos sólo los mejores materiales a la hora de fabricar nuestros emisores térmicos.

Nuestro departamento de I+D incorpora cada temporada novedades en nuestros radiadores eléctricos. Destacamos entre otros productos de nuestro nicho sustituyendo el aceite de los radiadores por fluído térmico de alta densidad que llena completamente el interior del emisor térmico.

RADIADORES ELÉCTRICOS DE BAJO CONSUMO

Los radiadores eléctricos de aceite son cosa del pasado.

Muchas veces, cuando estamos buscando radiadores eléctricos, tanto en grandes superficies como en Internet, solemos dirigirnos hacia productos pequeños, de gran potencia y a ser posible, con ruedas para poder moverlo de una habitación a otra.

 

Estas soluciones están desequilibradas en términos de potencia y no permiten obtener el confort ni la eficiencia energética deseada.

LA IMPORTANCIA DEL DIMENSIONAMIENTO

Diferentes tamaños de emisor térmico para diferentes tamaños de estancia.

Para garantizar la máxima eficiencia energética, un producto debe estar correctamente dimensionado.

 

Esto significa que no todos los modelos y tamaños de radiadores eléctricos valen para todas las estancias de tu hogar. Según el tamaño de cada estancia, serán necesarios un número de elementos (nombre de los segmentos que forman el radiador) para calentar la estancia adecuadamente. El equilibrio entre potencia y número de elementos de tu emisor térmico hará que tu calefacción sea 100% eficiente y efectiva.

 

En resumen y explicado de un modo sencillo, un radiador de 3 elementos no va a poder calefactar nunca una estancia de 12 m².

LA INSTALACIÓN MÁS CORRECTA

Los radiadores eléctricos deben ir colgados en la pared.

Es por ello, los radiadores eléctricos que Rointe pone en el mercado están pensado para ir colgados en la pared.

 

Un emisor térmico no debe cambiarse de sala bajo ningún concepto a no ser que las condiciones entre una sala y otra sean muy parecidas.

 

Además los radiadores deben colocarse en una partición perpendicular a la fachada, nunca bajo ventana, ya que esto provocaría un mayor consumo al verse alterada la lectura de la sonda.

PROTEGE TU RADIADOR

Con los cubre radiadores modernos blancos y originales de Rointe, protegerás tu radiador, con un toque de diseño y sin pérdida de calor.

Calor uniforme y natural que envuelve toda la estancia.

El hecho de colocar el radiador eléctrico colgado en la pared, siempre a una altura entre 10 y 15 centímetros del suelo, garantiza la correcta convección natural del aire a lo largo de la estancia.

 

En los radiadores eléctricos de bajo consumo Rointe, el calor se disipa en su mayoría gracias a la convección que se produce al entrar aire frío por la parte inferior de los elementos, calentarse al recorrer el interior de las aletas y expulsarse por la parte superior.

 

Al ser un espacio semi-cerrado se produce el efecto chimenea, que ‘aspira’ el aire fría en la parte inferior del radiador y lo expulsa creando una circulación de la temperatura, nunca superando una velocidad de 0,1 m/s, y eliminando la estratificación del aire. Por ello, son capaces de aumentar el confort y reducir el consumo.

Aluminio de máxima calidad

El material perfecto para disipar el máximo calor a la estancia.

El aluminio es el metal perfecto para los radiadores eléctricos, ya que disipan el máximo de calor posible a la estancia. La correcta disipación del calor es fundamental para alcanzar rápidamente la temperatura deseada en todo el volumen de la sala.

Además, con una conductividad térmica de 209 W/(m*K), es el metal con la mejor relación precio/conductividad del mercado. Esta característica y el diseño desarrollado con aletas interiores, favorecen la circulación de aire por las cavidades interiores del radiador, maximizando la disipación de calor al ambiente.

COMPENSACIÓN ÓPTIMA ENTRE W/ELEMENTOS

El equilibrio perfecto entre bienestar y ahorro energético.

Nuestros emisores térmicos de bajo consumo tienen el diseño idóneo para calefactar una estancia. Además, el equilibrio entre vatios y número de elementos aseguran el consumo más ajustado disipando el máximo calor al ambiente.

 

Los radiadores eléctricos de bajo consumo tienen, salvo los productos bajo ventana, 110 W/elemento. Esta proporción está calculada por nuestro departamento de I+D y está probada en ser la idónea para calefactar una estancia. La proporción correcta incluye en su fórmula el coeficiente climático según su zona geográfica.

 

Estos 110 vatios por elemento proporciona una equilibrada transmisión de calor. Por ejemplo, en una estancia de 14 metros cuadrados, con un techo de 2,4 metros de altura, el dimensionamiento correcto
de la estancia variará entre 11 y 13 elementos, dependiendo de la zona climática.

TECNOLOGÍA CON ELECTRÓNICA SMD

La electrónica para el control térmico más avanzada del mercado.

Todos nuestros radiadores eléctricos incorporan tecnologías eficientes de ahorro energético, que gracias a que envía la cantidad de energía necesaria en cada instante, mediante micropulsos, permite mantener la estancia a temperatura constante sin por ello consumir más. Además, estas tecnologías generan una oscilación de la temperatura menor que en los sistemas tradicionales debido a sus múltiples paradas y puestas en marcha que producen una variación de la temperatura ambiente de ±0,07 ºC frente a los ±2 ºC de los otros sistemas de corte tradicionales.

 

Si deseas saber más acerca de cómo funcionan las tecnologías Rointe Fuzzy Logic Energy Control y Optimizer Energy Plus pincha a cotinuación.

FLUIDO DE ALTA TRANSFERENCIA TÉRMICA

Transferencia homogénea del calor por todo el cuerpo de aluminio del radiador.

El fluido térmico interior de los radiadores Rointe está formulado específicamente para proporcionar la máxima transferencia de calor en un producto con conductividad circular.

 

El fluido utilizado en los radiadores eléctricos de bajo consumo es un aceite mineral exclusivo de alta transferencia térmica.

 

Su gran estabilidad térmica unido a las temperaturas habituales de trabajo del producto, nos permite obtener una ausencia total de riesgo de corrosión manteniendo la conductividad térmica.

Funciones de ahorro energético
Los radiadores eléctricos de bajo consumo de Rointe disponen de funciones de ahorro energético
como la función Ventanas Abiertas o el Modo Usuario que,
junto a una correcta programación, permiten ahorrar en consumo sin perder confort.
Baja temperatura
superficial
Los radiadores Rointe trabajan a baja temperatura superficial
(alrededor de 40ºC como temperatura de contacto),
lo que les permite ser instalados en lugares
con niños o personas sensibles.
Pantalla TFT
Todos los radiadores Rointe incluyen una pantalla TFT
de alto contraste con un tamaño de 1'77",
para permitir al usuario conocer el estado del producto
y controlar todas sus funciones.
Control remoto por infrarrojos
Para ampliar las posibilidades de control, Rointe instala
en la propia electrónica de sus productos un sistema de comunicación a distancia
por infrarrojos. Así, mediante los mandos a distancia AIR Control
o BASIC Control podrás controlar y programar fácilmente
todos tus productos a distancia desde la comodidad de tu sofá.
Previous
Next

Calidad con hasta 10 años de garantía.

Rointe lleva la calidad de sus productos un paso más allá. Por eso, somos capaces de garantizar nuestros productos hasta 10 años en el cuerpo de aluminio. Así mismo, ofrecemos 2 años de garantía en todos los componentes eléctricos y electrónicos de nuestros productos.

Más de 30 acabados diferentes.

Todos los radiadores eléctricos de Rointe están disponible en varios tamaños con acabado en color blanco. En la gama Serie D, los acabados disponibles se amplian con el negro efecto forja, el color RAL o la nueva gama DESIGNLINE.