Ventajas e inconvenientes de los principales tipos de calefacción

Calderas, bombas de calor, suelo radiante, radiadores eléctricos… Existen varios tipos de sistemas de calefacción según combustible utilizado, o la manera de difundir el calor en una estancia. Hoy en el Blog de Rointe hablamos de todos ellos y de sus ventajas e inconvenientes para que cualquier usuario pueda elegir mejor su sistema de calefacción para el hogar, la oficina o grandes superficies.

Calefacción, un servicio de imperiosa necesidad en los meses de invierno, pero… ¿Qué sistema conviene más a cada usuario según sus necesidades? Esa es, quizá, la decisión más difícil de tomar. Por eso, en Rointe hablamos de lo que más conocemos, el mundo de la calefacción. Porque como empresa con más de 30 años en el sector, hemos estudiado cada uno de los sistemas que existen para generar y repartir calor a una estancia, tanto en términos económicos, como de instalación, manejo, control, consumo y fiabilidad.

En primer lugar debemos destacar que los tipos de calefacción se pueden dividir de varias maneras:

1-. Por el tipo de aparato por el que se propaga el calor:

Suelo radiante, bomba de aire, electricidad por acumuladores, electricidad por convectores, emisores termoeléctricos, calderas con radiadores de agua.

2-. Por fuente de energía:

Biomasa, geotérmica, solar, eléctrica, gas.

1-. Calefacción de Gas

El gas puede ser gas natural, gasóleo C o gas propano.

Calefacción de Gasóleo C

Ventajas: Calienta grandes superficies
Desventajas: El gasóleo hay que almacenarlo normalmente en tanques dentro de la casa o recinto. Es una energía contaminante y sucia.
INSTALACIÓN: Dificultad Alta

Calefacción de Gas Natural

VENTAJAS: El gas llega desde fuera, y no hay que preocuparse de su almacenamiento. Es una energía limpia y tiene un coste medio.
INCONVENIENTES: Los suministros son escasos una vez que se abandona el casco urbano.
INSTALACIÓN: Dificultad media

Calefacción de Gas Propano

Ventajas: Es más potente que el Gas Natural.
Desventaja: Hay que estar pendiente de ir cambiando o respostando los depósitos de propano.
INSTALACIÓN: Dificultad baja

2-. Calefacción eléctrica por acumulación

Es de los tipos de calefacción más habituales en España. La electricidad se convierte en calor gracias a unas resistencias eléctricas que llevan por dentro.
Ventajas: Son aparatos baratos, no requieren instalación ni un mantenimiento específico. Ideales para calentar una zona muy específica (Se colocan al lado de un individuo), o en ubicaciones con pocas horas de frío.
Inconvenientes: No sirven para calentar a grandes distancias y tiene un consumo energético elevado. El calor suele ser demasiado fuerte en las distancias cortas, y resulta molesto.
INSTALACIÓN: Dificultad baja

3-. Calefacción eléctrica por convectores

Este tipo de calefacción funciona mediante una resistencia que calienta el aire que circula dentro de los convectores.

Ventajas: No requiere grandes obras para instalar los paneles.

Inconveniente: Tiene un consumo medio alto, y depende además de la fluctuación en el precio del kw/h.

INSTALACIÓN: Dificultad baja

4-. Emisores Termoeléctricos

Más conocidos como radiadores de aceite. Este sistema de calefacción transmite el calor a través de un aceite térmico que lo calienta mediante una resistencia eléctrica blindada de un acero especial.

Ventajas:

1-. Cada radiador es independiente, por lo que se puede controlar y colocar donde se necesite

2-. La temperatura es estable, sin alteraciones

3-. Se pueden programar

4-. Seguridad. El aceite no produce ningún tipo de riesgo ni alteraciones con la presión del aire.

Desventajas:

Si la superficie a calentar es muy grande, se requerirán varios radiadores y eso puede elevar el coste.

INSTALACIÓN: Dificultad baja

¿Por qué los radiadores Serie D aumentan las ventajas y minimizan los inconvenientes de este tipo de calefacción?

Ventajas adicionales de los radiadores Serie D:

Bajo consumo.

Los radiadores trabajan con una tecnología patentada por Rointe, la Fuzzy Logic Energy Control que garantizan su rendimiento con una potencia nominal de apenas el 38%. Eso quiere decir que alcanzan la temperatura de confort utilizando solo el 38% de su capacidad, con el ahorro consiguiente en consumo energético. Son los ÚNICOS en el mercado en conseguir ese ahorro.

Más seguridad.

La temperatura de contacto siempre es inferior a los 40ºC. Es ideal para entornos con niños o personas mayores.

Máximo control.

Los radiadores Serie D llevan incorporado un módulo Wifi que le permite ser controlados en todos sus parámetros a través de cualquier Smartphone, PC o tablet. Encendidos, apagados, control de temperatura, programación, modos ECO, Ventajas Abiertas y Antihielo y mucho más en tu móvil.

Control del consumo a tiempo real

Gracias al TRUE REAL POWER y E·fficiency, cualquier radiador Serie D es capaz de informar de su consumo a tiempo real.

5-. Caldera con radiador de agua

Se trata del sistema de calefacción más usado de España a día de hoy, pero que se verá afectado sin duda por la nueva directiva europea 27/2012/UE que exige que todos los sistemas de calefacción cuenten con medidores individuales de consumo energético. Puedes leer más sobre esta normativa y sus posibles soluciones aquí.

El calor se genera quemando combustible como gas natural en una caldera que se sitúa en una ubicación específica de la casa o el edificio y se distribuye hacia los radiadores mediante el agua.

Ventajas: Puede dar calor a una inmensa cantidad de estancias

Inconvenientes:

  • No se ajusta a la normativa europea sin realizar cambios estructurales en el sistema.
  • El calor que se genera desde la caldera llega mermado a las zonas de exposición, por lo que se consumen recursos energéticos que no se transforman en calor en su totalidad.
  • Es un sistema de calefacción centralizada, por lo que no se puede trabajar con temperaturas individuales.

INSTALACIÓN: Dificultad alta

6-. Suelo radiante

Supone uno de las variables de calefacción más confortables para climas fríos. El suelo radiante está compuesto por una instalación de cables o tuberías en las que circula agua caliente y que están bajo el suelo. Ese calor se irradia a través del suelo a toda la estancia.

Ventajas: Ahorros en el consumo eléctrico.

Desventajas: La instalación es costosa ya que hay que realizar obra para levantar el suelo de las instancias donde se quiera instalar.

INSTALACIÓN: Dificultad alta

7-. Bomba de calor

Calor en invierno y frío en verano. Calefacción multiusos.

Ventajas: En el mismo aparato y con la misma instalación tienes frío y calor. Menos gasto energético

Desventajas: El calor no es constante, reseca el ambiente, genera ruido. Este sistema requiere instalación y mantenimientos importantes como el cambio de filtros para no acumular residuos, ácaros y partículas que pueden provocar alergias.

INSTALACIÓN: Dificultad medio

Ya los conoces todos. ¿Te hemos ayudado a decantarte?

En Rointe somos expertos en dar calor. Aprovecha que realizamos estudios gratuitos de dimensionalización de proyectos y analizamos tu estancia de manera exhaustiva para proponerte el número óptimo de dispositivos a instalar.

Llámanos al 902 158 049