Cómo ahorrar en calefacción eléctrica: 8 trucos y consejos.

Autor: Rointe


¿Te gustaría saber ✅ cómo ahorrar en calefacción eléctrica ✅ ? En este post te mostramos 8 trucos y consejos [ AQUÍ ] >>>


Ya está aquí el invierno y con él una gran ola de frío que está haciendo que las temperaturas decrezcan y nuestro consumo y gasto en calefacción aumenten. En Rointe queremos mostrarte formas de ahorrar estos meses de frío para que el calor no sea un problema en tu hogar a la hora de mantener un consumo eficiente de electricidad.

Cómo ahorrar con calefacción eléctrica

Ahorrar durante el invierno puede suponer todo un reto. Mantener el consumo eléctrico y saber cómo establecer la temperatura idónea para ahorrar no es sencillo, pero en Rointe tenemos claro que calor, bienestar y bajo consumo pueden ir de la mano. Conseguir un invierno cálido en casa con el mínimo gasto, es posible.

Nosotros recomendamos que con la calefacción eléctrica, pese a lo sencillo de su instalación y mantenimiento, se sigan una serie de consejos para garantizar un consumo eficiente en radiadores, toalleros y suelo radiante.

Trucos para ahorrar en calefacción

A continuación te enseñamos cómo ahorrar dinero a través de sencillos trucos con el fin de garantizar un consumo óptimo y una temperatura inmejorable en tu hogar:

Ahorra temperatura gracias a un buen aislamiento de puertas y ventanas

Bien tengas un chalet o un piso, una de las mejores maneras de ahorrar electricidad en casa es manteniendo la temperatura interior, evitando que las corrientes de aire frío se filtren por puertas y ventanas. Sobretodo hay que tener cuidado con estas últimas, ya que se estima que un mal aislamiento puede hacer perder hasta el 25% del calor de la casa lo que afecta directamente al consumo, haciendo muy difícil poder ahorrar en la factura de final de mes.

Las soluciones para aislar ventanas pueden pasar por sustituir los cristales por otros aislantes, reforzarlos o instalar persianas automáticas. No son una inversión barata pero, a la larga, te permitirán ahorrar ayudando a conservar mucho mejor el calor. Por otra parte, colocar cortinas o alfombras también es una buena opción, ya que actúan como aislantes que, además de conservar la temperatura ambiente y mantener el calor, impiden que entre el frío y hacen que gastemos menos. Estas son algunas de las soluciones que puedes implementar fácilmente para aislar y así ahorrar este invierno.

Cambia tus radiadores, toalleros y suelo radiante por unos de bajo consumo

Cambiar un sistema de gas a uno eléctrico tiene muchas ventajas, como su sencilla y asequible instalación, su consumo más eficiente o en el caso de los radiadores de piedra, su alta conservación del calor, pero cuando se trata de calefacción eléctrica, es muy importante tener en cuenta su consumo. Es por esto que Rointe es líder creando sistemas de bajo consumo, los cuales permiten ahorrar más, ofreciendo una mayor eficiencia.

La eficiencia en el consumo es clave a la hora de elegir un sistema de este tipo, por eso nuestros productos están diseñados con tecnologías de ahorro energético ECO, que calculan continuamente la energía necesaria para mantener una temperatura ambiente estable, mejorando la eficiencia energética y reduciendo el consumo. Es por esto, que el ahorro que ofrece un sistema de bajo consumo dista bastante de los que no disponen de este tipo de tecnologías.

Usa un termostato para ahorrar a final de mes

Controlar el calor de una casa puede ser complicado cuando hay que estar encendiendo y apagando radiadores o toalleros. Además, las subidas fuertes de calor, no solo pueden provocar una atmósfera excesivamente cálida con efectos negativos sobre nuestro bienestar, sino que además, provocan un gasto extra. Para garantizar que tu hogar tenga un consumo más eficiente recomendamos programar la temperatura mediante un termostato. De esta manera, nuestro sistema de calefacción se activará cuando la temperatura descienda por debajo de los grados indicados, pudiendo incluso apagarla si no estamos en casa. Estas pequeñas acciones del día a día nos permitirán ahorrar entre 60 y 100 euros al año.

Mantén una correcta temperatura para ahorrar

Esto tiene mucho que ver con el punto anterior. Para incrementar el ahorro, muchas veces es preferible, en lugar de realizar subidas fuertes de temperatura, ponerse ropa que abrigue más o una manta para mantener nuestro calor corporal y a la vez poder ahorrar. Lo recomendable es mantener una temperatura media de 21 grados para lograr el equilibrio perfecto entre un consumo eficiente y una temperatura agradable. Además, nuestro planeta agradecerá cualquier acción que fomente el ahorro energético y un consumo responsable.

Programa tus sistemas eléctricos desde tu smartphone

Una alternativa al termostato es la programación de tus radiadores y secatoallas desde el propio producto. A través del panel de control, podemos regular el calor y la temperatura ambiente sin caer en un gasto excesivo, lo que te permitirá ahorrar y tener un consumo más eficiente. Además, algunos productos incluso cuentan con conectividad WiFi, lo que les permite ser controlados en cualquier momento y lugar. Esta conectividad te permitirá llegar al siguiente nivel de eficiencia al disponer del consumo de tus productos en tiempo real desde tu smartphone.

Establece diferentes temperaturas por áreas en tu casa

Si, como hemos visto, programas tus radiadores o dispones de un termostato, podrás ir un paso más allá en tu misión de ahorrar. Esto pasa por poder apagar o poner en modo ECO la temperatura de aquellos radiadores, toalleros o suelos radiantes que estén en estancias que no estés usando. Puede parecer obvio, pero acciones tan pequeñas como esta pueden suponer incrementar el ahorro en tu día a día.

No cubras radiadores para ahorrar electricidad

Algo tan común como poner ropa recién lavada encima de los radiadores para que se seque o colocar un mueble demasiado cerca puede tener un efecto negativo cuando queremos ahorrar en calefacción. Hacer esto no permite la correcta circulación del aire caliente y tu casa, no solo tardará más en llegar a tener la temperatura deseada, sino que además tu sistema de calefacción eléctrica tendrá que trabajar más, lo que hará aumentar su consumo.

Nuestra recomendación es que, en la medida de lo posible, coloques un tendedero cerca de tu sistema de calefacción pero sin bloquear la circulación de calor, de esta manera podrás secar la ropa y ahorrar en tu calefacción.

Ventila lo necesario para no perder la temperatura

Somos consciente de que hoy en día, la calefacción es tan necesaria como tener tu casa bien ventilada. A la hora de renovar el aire de tu hogar, no es necesario mantener las ventanas abiertas más de 10 minutos. Ventilar durante un periodo mayor sería contraproducente, ya que sólo enfriaría la casa y la calefacción que hubiéramos estado generando no habría servido de nada, ya que perderíamos la mayor parte del calor.

Este consejo también nos ayudará a ahorrar en calefacción, mantener un consumo eficiente y una temperatura óptima.