¿Cómo contratar la luz en tu nuevo piso y ahorrar en tu factura?

Autor: Rointe


¿Te estás preguntando cómo ahorrar en tu factura de la luz? Pues has llegado al lugar correcto. En este artículo te contamos cómo hacerlo.


Te acabas de mudar a un piso y entre las distintas gestiones que tienes que hacer, dar de alta la luz es una de las más importantes. Es un servicio indispensable hoy en día, pero que también puede ser muy costoso.

Si te preguntas cómo ahorrar en tu factura de luz, has llegado al lugar correcto. En este artículo te contaremos las 3 formas de ahorrar en tu factura: contratando la tarifa más adecuada, acertar con la potencia contratada y cuidando tu consumo eléctrico.

¿Cómo contratar la luz?: requisitos y documentación

Puede que pienses que lo primero que debes hacer al mudarte a un nuevo piso es dar de alta la luz, pero la realidad es que primero debemos verificar si existe una instalación eléctrica en el domicilio. Si no es el caso, deberás solicitar a la distribuidora de la zona que realice la instalación y afrontar algunos cargos extras.

Una vez que tengas asegurada la instalación, lo siguiente es dar de alta la luz. Este es un trámite muy sencillo y rápido, que puedes hacer de forma online o telefónica.

¿Qué se necesita para contratar la luz?

  • Dirección de la vivienda
  • Código CUPS (Código Universal del Punto de Suministro)
  • Datos personales del titular del contrato
  • Cuenta bancaria para domiciliar los pagos
  • Certificado de Instalación Eléctrica (si se trata de un piso nuevo)
  • Potencia y tarifa que vayas a contratar

¿Qué tipos de tarifas existen para contratar la luz?

El primer paso para ahorrar en tu factura de luz es elegir la tarifa correcta. Si perteneces al mercado regulado, sólo tendrás una tarifa determinada por el Gobierno. Pero si pasas al mercado libre, allí encontrarás más de 300 compañías con distintas tarifas, planes y precios.

¿Qué tipo de tarifas de luz existen?

  • Tarifas con precio fijo: se mantiene el mismo precio por Kilovatio (kW) en todo el día.
  • Tarifas con discriminación horaria: distintos precios según la hora del día. Puede ser en 2 períodos (DHA) o en 3 (DHS).
  • Tarifas indexadas: cada kW sale al precio que la compañía paga en el mercado eléctrico.

Aunque estos son los 3 tipos de tarifas principales, las compañías de luz en España ofrecen distintas ofertas y planes que pueden ayudarte a conseguir el mejor precio en tu factura.

¿Cuál es la tarifa de luz más barata?

En la elección de la tarifa de luz más barata, debemos tener en cuenta varias características: tus necesidades energéticas, la potencia contratada y tus preferencias. Uno de los mayores ahorros se produce al elegir el tipo de tarifa más adecuado a tu estilo de vida. Por ejemplo, si trabajas desde casa puede que te convenga una tarifa con discriminaciòn horaria y hacer un uso fuerte de la energía en las horas valle o supervalle. Por otro lado, si estás todo el día fuera, esta tarifa te restringirá ya que las horas que estás en casa son las más costosas.

Otra de las formas de ahorrar en la factura de luz es acertando con la potencia contratada. Junto con el peaje, el gasto de que la energía llegue a tu hogar, estos dos factores conforman la parte fija de tu factura, que representa hasta un 40%.

Muchas personas contratan una potencia mucho más alta de la que necesitan, resultando en un gran gasto de dinero. Con una calculadora de potencia online puedes determinar cuánta potencia necesitas en base al tamaño de tu hogar y a tus electrodomésticos, ahorrando en tu factura de luz.

Ahorra energía cuidando tu consumo

Hemos llegado al último recurso para ahorrar energía, que es igual de importante que el resto: reducir el consumo. Con distintas elecciones y cambios en nuestra rutina podremos reducir la energía consumida y así pagar menos en la porción variable de nuestra factura.

¿Cómo ahorrar luz en casa?

  1. Utiliza los electrodomésticos de forma responsable y optimizada
  2. No abuses del aire acondicionado o calefacción
  3. Quita el hielo acumuldo del congelador
  4. Ajusta el frigorífico entre 4℃ y 5℃
  5. Lava la ropa a baja temperatura
  6. No dejes el frigorífico demasiado vacío
  7. Controla el consumo “stand-by” de ciertos aparatos
  8. Apuesta por la iluminación LED
  9. Opta por aparatos con alta eficiencia energética como los radiadores eléctricos y secatoallas Rointe, con los que obtendrás estadísticas en tiempo real del consumo energético de cada uno de los sistemas de calefacción; además, podrás cambiar tu tarifa, eligiendo entre la tarifa fija o la tarifa por horas (de discriminación horaria) ¡no olvides cambiar tu tarifa en la app Rointe Connect o Rointe Lite!

Emplear estos consejos junto con una elección consciente de la tarifa de luz y potencia contratada te ayudará a ahorrar mucho dinero en la factura energética de tu nuevo hogar.